Las Musas Van a Todos Lados

En este lugar logro desprender mis constantes yo,Por esa necesidad que mueve a muchos y llega a ser conexión para otros.

viernes, diciembre 23, 2005

Lorenzo


Le pareció agradable observar gestos con o sin silencio.
Todo un tiempo esperaba sus gestos,
Esa piel degradada era el mero indicio de seguir perdiendo la batalla.
Cada día se vuelve mas valioso que los anteriores,
después de esto nada es rutinario.

Las siguientes respiraciones,
parpadeos, sonrisas posibles,
caricias letales mutables para nuestras emociones le han sido de un valor inexplicable.

ya han de conocer la música,
el cine,
la bella literatura de su país,
y no es casual,
tan sólo queda disfrutar los detalles.

Mas vale cuando se tenga, ya esfumado se añora y se vuelve añorar como un tesoro obsesivo

Mi pequeño se muere,
aquel pequeño se muere y yo fui quien le limpio sus ojos al nacer,
Adenoleucodistrofia.
Extraña Adenoleucodistrofia.

Adenoleucodistrofia desde 1983 para no acabar jamás,
amenos que esta fuerza,
fe y amor nos siga dando vida.
Es justamente VIDA inhibiendo su desarrollo que deterioro a mi pequeño Lorenzo.

Yo que escribo no soy madre sólo una joven entusiasta y asombrada por detalles, detalles como esto. Mi composición a sus retinas desde mi tercera persona sintiendo lo que he de percibir con A-D-E-N-O-L-E-U-C-O-D-I-S-T-R-O-F-I-A. Esa perseverancia humana que vuelve aparecer una y mil veces por otro humano pensante, emocional, importante mas cuando es un hijo.

Cuando lo ves quejarse por dolores incurables,
Cuando te das cuentas que para los siguientes meses ya perderá el habla y totalmente la visión.
Cuando ya las cogniciones se encuentran cansadas y el gesto que emane será el resultado de aquella perseverancia humana que una madre y un padre se han merecido por el arduo trabajo de salvar un día mas la vida del pequeño Lorenzo. Por consiguiente, Que hoy y por siempre exista el aceite de Lorenzo....en vuestro nombre.

Adenoleucodistrofia como olvidar.

1 Comentarios:

  • A la/s 12:39 p. m., Blogger Escorpiuser dijo...

    Me encantó y emocionó esa película. El coraje de los padres fue sólo comparable al sufrimiento del niño.
    ¡Cómo olvidarla?

    (Un detalle: creo que la forma correcta es "adrenoleucodistrofia". Ver:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Adrenoleucodistrofia)

    Saludos.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal