Las Musas Van a Todos Lados

En este lugar logro desprender mis constantes yo,Por esa necesidad que mueve a muchos y llega a ser conexión para otros.

lunes, diciembre 26, 2005


Yo cerré mis ojos por qué pensaba que los tuyos me observaban.
Te cubrí con mis senos el rostro para que no vieras el mío.
Mi fe se perdía,
tu buena disposición no ayudaba a devolverme el aliento.
Me siento engañada y engañadora.

¿Tu y yo nos entendemos?


Hay cosas que me importan, aquellas que si te das el tiempo cambiaria tu percepción de mi.
Y no me entiendo, ¿que percepción tienes?, ¿de que escribo, necesidad o innecesidad?
Sólo te mantengo junto a mi de esta forma para que no veas mis lagrimas.

Nos descubrimos en el momento preciso,
yo volaba por los aires y tu necesitabas volver a volar.
Contacto divino para estar bastante lejos,
pueda con los años guardarte en mi memoria acariciándote el rostro.


Existen importancias podría referirme a la causalidad y a la coincidencia
Complicidad defendida a muerte,
Códigos trabajados a meses y así el descubrimiento de quien daba mas o la falta de respeto que contextualizaba días horrible, al menos para mi. El reprocharte un pan de cada día en mi sentencia de conciencia.


No creo que sientas amor por mi o no lo puedo creer,
El nudo en la garganta me demuestra que significas al menos algo para mi organismo.
Fatalista hasta la muerte y traidora de mis emociones he sido y seguiré siendo mientras no te encuentres para mi.
Debo entender que no por siempre compartirás mis sabanas o atardeceres,
existen otros indefensos que necesitan tu presencia,
tu ternura y expresión.

De algún modo debo estar bien a tu lado,
Por algo sigo aquí,
La gratitud o quizás el estado avanzado del masoquismo me retienen a tu lado.
Puede que te este amando como a los anteriores,
Esos que interiorizaban en mis sus raíces hasta dejarme indefensa y tontamente enamorada.

La palabra idealización puedo convertirla en polvo.
Increíble cuando se tienen tantas expectativas de sencillez como de detalles finos,
debimos abordarlos y rozarlos -cosa que no hicimos por ser rutinarios-.

Amo lo que escribes,
Pero también amo la constancia y por último soy la constante que se obsesiona por ti.
Te conozco tan bien los gemidos,
tengo fotografías escondidas en mi psiquis de tus gestos y debilidad cuando yacemos de día para serte franca.


Son estos mis constantes yo puesto en escena una vez mas,
sin la capacidad de no efectuar trasmisión sentimental.
Soy de la octava casa,
me situó en ese estado de deleite compulsivo poco entendido.

2 Comentarios:

  • A la/s 7:48 a. m., Blogger Jorge Saavedra dijo...

    En el intento de volar, en las largas jornadas de diálogos, en paseos insistententes. En eso y aquella obsesiva forma de sentir, están reflejado parte de lo que hemos sido...
    Y mis líneas, tan heterogéneas como permanentes, siguen buscando plasmar muchas sensaciones similares.
    Re bienvenida en el grandilocuente vecindario llamado Blog.

    Salu2 Melódicos y Obsesivos,
    JST.

     
  • A la/s 7:48 a. m., Blogger Jorge Saavedra dijo...

    Salu2 desde la pequeña terraza del piso 17.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal